SER UN ROSACRUZ

Angel Martín Velayos C…R…C…
Imperator de la Orden Rosacruz

 

La Orden Rosacruz, a través de sus estudios, va haciendo a sus miembros hombres y mujeres libres. 

Libres de superstición y de falsas creencias que perjudican a aquellos que las tienen y hacen que sus vidas sean áridos desiertos llenos de sufrimiento. 

Libres ante los embates de la ignorancia que ciega a los necios quienes, temerosos de su propia debilidad, atacan a aquellos que tienen una vida fructífera y llena de comprensión. 

Libres de los golpes de una existencia sin sentido que provoca el vacío en aquellos que la padecen y también libres para elegir su propio destino, cumpliendo así con su misión personal y ocupando el lugar que a cada uno nos está reservado en el vasto conjunto Cósmico. 

Debido a que es el Conocimiento el que hace libres a los Seres Humanos, la Orden Rosacruz que imparte dicho conocimiento, desea que sus miembros sean seres libres en uso de su propia voluntad y conciencia. 

Hacemos estas consideraciones porque siempre es necesario, y más para que sea comprendido por los miembros recientes de la Orden Rosacruz, que los Rosacruces NUNCA han pedido de sus miembros un comportamiento determinado, ni que siguieran una dieta  fija, y, por supuesto, nunca se han inmiscuido en el comportamiento afectivo y en las interrelaciones de sus afiliados. 

Una de las normas de la Orden Rosacruz, que se ha mantenido durante muchos siglos, es que nadie de nuestra Fraternidad se deberá ver obligado a vestir de una manera especial, conducirse en forma ridícula o extraña, ni hablar una lengua diferente a la del país donde se viva, y las costumbres que, en cada caso, se sigan en el mismo. 

Es tanto el respeto, consideración y tolerancia que han demostrado los Rosacruces durante siglos que, si analizamos la trayectoria de la Orden durante su Historia, podremos observar que nuestra Orden Venerable solamente ha sembrado la Luz y la esperanza ante las cuales las tinieblas se disipan y desaparecen. 

NUNCA, la verdadera Orden de la Rosa Cruz, ha propugnado la atadura de sus miembros a normas rígidas de comportamiento y de existencia, ni ha coartado la libertad de conciencia  de ningún Ser Humano ni de ninguno de sus miembros. 

Por ello, de acuerdo con nuestra Tradición, no podemos pedir a los miembros de la Orden Rosa Cruz que tomen una actitud, sea la que sea, ante  el pensamiento político, social, religioso, educacional o de cualquier otro tipo. 

Pero sí podemos analizar el proceso del despertar intelectual, moral y espiritual de los miembros de la Orden Rosacruz para facilitar el camino a recorrer por todo Rosacruz que aspira al Grado de Perfección sublime que conocemos, en nuestra terminología, como el Adepto, o si lo prefieren como el de la persona que hace que el símbolo de nuestra Orden se incorpore de tal forma a su personalidad que se convierte en UNA FORMA DE SER. 

En muchos tratados de la Orden, tanto en el pasado como en los tiempos actuales, se hacen contínuas referencia a la Gran Reforma que permitirá que se realice por completo la Gran Obra. 

En muchas ocasiones, también, hemos explicado que la Gran Reforma debe comenzar en nosotros mismos para poder cumplir en nosotros la Gran Obra de nuestra regeneración personal y así colaborar en la Reforma aquellos aspectos que en la sociedad deben ser cambiados para conseguir una mejora de la misma y una evolución positiva de la Humanidad en su conjunto, haciendo que nuestra Tierra sea cada vez más justa, más solidaria y más fraternal. 

Así contribuimos a una Gran Obra de más vastas proporciones, en la que entra como un conjunto toda la Humanidad e incluso todo el Cosmos. 

Con esto queremos decir que un Rosacruz debe ser un miembro activo de este mundo, que la luz que le es confiada para que le ilumine internamente y le libre de la superstición y la ignorancia convirtiéndole en dueño de su propia vida y en arquitecto de su destino, también debe brillar hacia afuera para que ilumine la senda de todos los que necesitan desesperadamente algo de luz y de contento. 

Un Rosacruz debe tratar de ser siempre, en todas las circunstancias de su vida, un ROSACRUZ. 

Decimos que debe tratar de serlo porque todo se consigue poco a poco; de hecho una evolución rápida y revolucionaria puede provocar en nosotros un trauma doloroso. Es poco a poco como el conocimiento y sus frutos se van aposentado en nosotros, pero recordemos siempre que el esfuerzo por nuestra parte debe ser constante. 

Las herramientas con que la Orden Rosacruz dota a sus miembros son joyas preciosas que no se nos dan para que las guardemos en un cofre sino para que las utilicemos, resolviendo nuestras necesidades y mostrando a los demás el camino para que ellos mismos puedan resolverse, también, sus problemas. 

 Los Rosacruces, si de verdad lo son, nunca deben entregarse a una ensoñación inútil y paralizante, sino todo lo contrario, deben actuar con sus conocimientos para ayudarse a sí mismos y a otros que pudieran necesitar de su ayuda. 

Es en el campo de batalla donde el guerrero prueba la fuerza de sus armas; es allí donde comprueba el temple del acero con que fue forjada su espada. 

Este ejemplo simbólico nos muestra que es en los momentos delicados de nuestra existencia, o cuando debemos prestar ayuda a los demás cuando podemos comprobar la calidad de las enseñanzas Rosacruces. Es el uso constante de nuestras facultades internas y externas lo que nos convierte en Maestros y no solo su contemplación. 

El Rosacruz, usando su conocimiento, y su esfuerzo activo, debe colaborar en la transformación de la sociedad de acuerdo con sus capacidades. En algunas ocasiones deberá actuar firmemente para conseguir que las cosas mejoren y en otras deberá permanecer pasivo para no ser manipulado por seres egoístas. 

Siempre, dentro de lo posible, procurará estar en la justa armonía y proporción de las dos fuerzas antagonistas que rigen la naturaleza, la positiva y la negativa. 

Pero de la misma manera que muchos Rosacruces, en el pasado, lucharon activamente para conseguir las conquistas que han permitido la evolución positiva de la Humanidad, nosotros también deberemos luchar por hacer un mundo mejor que el que hemos heredado, para transmitir a nuestros hijos, y a todos los seres humanos, algo mejor, algo más evolucionado y más perfecto; ellos, los que vendrán detrás de nosotros, recogerán la antorcha y seguirán con la sublime tarea de la transmisión de la Luz. 

Debemos ser conscientes que los Rosacruces estudian para su elevación íntegra y total, y comprendiendo que todo es un conjunto que está armoniosamente unido en todos los planos, debemos procurar mejorar físicamente, intelectualmente y espiritualmente; recordando siempre que es nuestra obligación moral, y fraternal, compartir esa mejora con aquellos que no poseen la Luz suficiente para poder evolucionar por sus propios medios. 

Recordemos siempre, grabándolo en nuestra mente con letras de fuego, que  SI NOSOTROS NO DAMOS LUZ ¿QUIEN LA DARA POR NOSOTROS?. 

Que la Paz Profunda more en sus corazones, en los lazos de Servicio en nuestra Orden Venerable.

 

 

 

 

 

 

Contactar con nosotros   |  Invitación a afiliarse     |   English     | Italiano  

  

Menú de texto. Orden Rosacruz.

Portada
Saludo del SS. Imperator de la Orden Rosacruz

Orden Rosacruz: Saludos, Sincero Buscador - Las Preguntas Eternas - La Búsqueda - La aventura interior - Historia y Tradición - Ciclos de la Orden Rosacruz - La Gran Reforma - La Verdad hace libres a los Hombres - Qué son los Rosacruces - Refererencias históricas - Qué enseñan los Rosacruces - Beneficios de su afiliación - Invitación a afiliarse

Otras páginas:
Prácticas Tradicionales - Antiguos archivos (Fama Fraternitatis y otras joyas bibliográficas en la Sede de la Orden Rosacruz) - Salón de Arte - Revista Rosacruz Triángulo de Luz - Cagliostro, Gran Maestro Rosacruz - Stanislas de Guaita - Concordancias Significativas - Plegaria Rosacruz - Transmutación mental - Agartha El Gran Secreto - Ser un Rosa Cruz - Reencarnación y Religión - Doble Polaridad  - Las Sectas  - El Sendero de la Iniciación  Caminante - El propósito de las Logias  - Reflexiones sobre los sonidos místicos - La corte de los milagros - Aplicando las enseñanzas Rosacruces - La energía Vital - Karma - ¿Es la Orden Rosacruz una empresa comercial?- El inicio de la búsqueda - El esoterismo de Lao Tse- Meditando- ¿Dónde comienza y dónde termina la vida?- Los Ciclos- La sabiduría antigua y nuestro tiempo
Noticias
- Ediciones

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de textos y/o
imágenes sin consentimiento por escrito de la Orden Rosacruz.
Para consentimiento, envíe un email de solicitud a sede@rosacruz.net

Copyright © 2007 Orden Rosacruz. Todos los derechos reservados.